Matriculas, Pisos y Tupperwares

Un tercio del alumnado de las universidades sevillanas provienen de localidades distintas a Sevilla. Cádiz, Huelva y Córdoba encabezan la lista de provincias con más alumn@s estudiantes en la capital andaluza.

El curso ha sido largo y la gran mayoría de alumn@s que han cursado el último año de bachillerato y realizaron las pruebas de acceso a la universidad durante el mes de junio por fin han visto recompensado su tesón y esfuerzo: ¡SÍ! el próximo curso serán universitari@s.

Para no llevarnos a engaño, ahora toca papeleo, búsqueda de compañer@s de piso, alquiler de vivienda y miles de tupperwares que van y vienen para no perder el paladar «made in mama».

Ya sabemos que las personas que se trasladan a una ciudad diferente para cursar sus estudios tienen un gran dolor de cabeza que les dificulta centrarse en la tarea más importante: salir de fiesta estudiar. Esta dificultad, también lo es para sus familiares, quienes deben hacer un importante esfuerzo, no sólo económico, para favorecer la mejor adaptación de sus hij@s a la ciudad y universidad.

La alimentación, la limpieza, las clases, los horarios y las dificultades en la convivencia, entre otros, serán los temas de conversación más frecuentes a partir de ahora entre padres e hijos los fines de semana.

Para tod@s, la adaptación a esta nueva e importante etapa no sólo traerá cambios en el terreno educativo, sino que la adaptación a una nueva ciudad, una nueva vivienda y nuev@s amig@s formarán parte de su día a día.

Sin duda, servicios como el nuestro suponen una buena opción para aquellas familias conscientes de que el periodo que se abre es sumamente importante para el futuro de sus hij@s.

En definitiva, se abre un periodo lleno de nuevas experiencias y oportunidades que, de saberse manejar de manera oportuna, constituirán un abono muy rico que garantizará una sobresaliente cosecha de futuros profesionales.