¿Podemos relacionar la alimentación con las notas?

Según estudios recientes, una dieta saludable y una buena rutina de deporte y sueño mejora la capacidad de estudio y la concentración entre la comunidad estudiantil. El Observatorio sobre Hábitos Nutricionales y Estilos de Vida de las Familias ha determinado a través de diversos estudios y encuestas on line que una persona que come frutas y verduras frescas y al menos una vez a la semana, legumbres y pescados con aliño natural de aceite de oliva con agua como bebida principal, obtiene mejores notas, se muestra más contento con sus tareas y le cuesta menos acudir a clase.

A continuación vamos a incluir un listado de alimentos que al ser ricos en nutrientes y suplementos, ayudan a la retención y el rendimiento:

– Nueces y almendras: Mejoran nuestra salud y están estrechamente vinculados a los beneficios para nuestro cerebro.

– Aguacate: Mejoran el nivel de concentración.

– Arándanos: Ayudan a que la información sea retenida por mucho más tiempo.

– Huevos y leche: Ayudan a proteger y mantener las habilidades cognitivas, evitando el deterioro mental.

– Coliflor, hígado, los cacahuetes o la soja: Estimulan la atención, la memoria y el aprendizaje.

– Otros recomenados por sus múltiples ventajas: arroz y cereales, vegetales, pescados ricos en ácidos grasos como salmón, sardinas, atún, anchoas.

Y una buena recomendación sería sustituir el famoso café por té verde, que aporta energía al cuerpo y mejora la concentración.

Como has podido leer, hay muchos beneficios en mantener una alimentación sana y equilibrada, para ello nuestra empresa ofrece un servicio exclusivo de alimentación con alimentos cocinados en el día y siguiendo una dieta saludable, rica y equilibrada. Como en todo, la constancia es clave.

Si nos permites cuidar de tu alimentación durante todo el año, siempre permitiendo ciertos caprichos que también son buenos para nuestra salud y bienestar, verás como cuando llegue la época de exámenes tu cerebro y cuerpo estarán en plena forma para darlo todo.